Algunos ejemplos de arquitectura modernista en Bélgica

Con el arquitecto belga Victor Horta, ideador en 1892 de la Casa Tassel, se impone en Europa y en el mundo un nuevo estilo, que a menudo trae inspiraciones de las formas y las líneas de la naturaleza para crear no solamente inéditos edificios públicos, mansiones y pabellones sino para forjar objetos de cada día, lámparas, muebles, vasos, decoraciones que, como tallos y corolas de flores, como alas de libélulas, mariposas o dragones, como plumas de pavos reales o arcanas aves del paraíso, como gorgónicas cabelleras de musas atemporales despeinadas por el viento, dejan irrumpir en la dimensión cotidiana el sueño, la belleza, la elegancia y, sobre todo, el derecho a aspirar en una vida al menos parcialmente desencadenada de las necesidades concretas. Desde las viviendas sociales hasta las residencias burguesas, ambientes y accesorios invitan los ciudadanos a no olvidar su vertiente espiritual. Arquitectos y artistas plásticos reinventan los espacios tradicionales a la luz del optimismo de la Belle Époque.

Aún hoy en las ciudades de Bélgica están edificios que testimonian este pasado maravilloso y vanguardista. A continuación algunos ejemplos…

VÉASE TAMBIÉN

VÉASE TAMBIÉN

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *